Viaje en avión

De viaje de novios fuí a Punta Cana (República Dominicana), después de 10 días estupendos emprendimos regreso a casa cogiendo un avión y de verdad que el viajecito se las trajo, nada más montarnos ya presagiamos que el viaje iba a ser bastante malo:

La banqueta del asiento estaba despegada (se separaba de la estructura), bueno, es sólo cuestión de comodidad, no importa. Me acerco a la ventanilla y veo que está rota, la azafata al verme mirando vino rápidamente y nos explicó que no importaba, que son casi decorativas y que las importantes son las de fuera (venga, esta también me la trago), antes de irse, la azafata intenta cerrar el portaequipajes ¡y este se queda colgando del techo por dos cables!… este fue el punto ¿dónde me he metido?. Que conste que el avión era un 737 y el vuelo estaba contratado por Viajes el Corte Inglés.

Al poco de despegar, otra azafata se dirige a todos nosotros desde la parte delantera del avión y suelta un ¿hay algún médico entre el pasaje? oh, dios, esto lo he visto yo en una película. Resultó que era un pasajero con gastroenteritis, que se tiró todo el viaje colgando de un gotero de suero. Esto último nos sirvió para que al llegar a Madrid nos dieran preferencia para aterrizar y que una ambulacia estuviese esperándonos en la misma pista.

Bien, Madrid, 7 de la mañana del mes de Noviembre, nos montamos en el avión en Bermudas, a 24º y ahora estamos a 2º, nos vestimos con la poca ropa de abrigo que llevábamos y nos disponemos a esperar a nuestro avión para Santander. A todo esto mi mujer también tenía grastoenteritis (esas aguas dominicanas no todos las sabemos domar) vomitando por las esquinas y con fiebre. Los aviones a Santander se van retrasando porque por lo visto hay una fuerte tormenta y no pueden aterrizar, por fin, a las 7 de la tarde (12 horas de espera) despegamos para tierras cántabras.

Al comenzar el acercamiento, nos cae un rayo en el avión ¿que qué pasa? la verdad es que no mucho, se va la luz durante unos instantes (angustiosos eso sí) y luego todo sigue normal, seguro que la caja de Faraday tiene algo que ver en esto. El avión empieza a dar vueltas y vueltas alrededor del aeropuerto esperando a encontrar el momento adecuado, viento, granizo, lluvia… lo intenta por un lado, va a ser que no, lo intenta por el otro, va a ser que tampoco… y por fin vamos allá. Al aterrizar se ha puesto a granizar y la pista se está cubriendo de blanco, el avión toma tierra ¡y derrapa de las ruedas traseras! el piloto lo consigue enderezar y por fin al suelo. Esto me sirvió para saber por qué el Papa se inclinaba a besar el suelo de todos los aeropuertos.

Aún así creo que la granizada de estos fue peor:

Anuncios

7 comentarios en “Viaje en avión

  1. Joer, impresionante la presentación!!!! parece que el avión viene de una zona de guerra!!
    Respecto a tu viajecito sólo te faltó llevar a Melendi en el asiente de al lado…jajajajj

  2. Jejeje, es que como se os ocurre ir a la Republica Dominicana con un viaje subcontratado a una subcontrata de la subcontrata de una empresa charter… te pasa como a mis padres que como viene del Corte Ingles, tiene que ser bueno 😉

    Impresionante lo del granizo!

  3. Tienes razón en lo del Corte Inglés Bruno, pero la verdad es que salvo eso el resto del viaje estuvo muy bien, y los retrasos en el viaje de vuelta fueron inevitables. Estaba todo barajas lleno de gente de Asturias, Cantabria, País Vasco…acumulada a lo largo del día

  4. Esto de los vuelos es una auténtica lotería, por una parte el mantenimiento “interior” de los aviones, en los que te puedes encontrar de todo y por otra las situaciones rocambolescas que se pueden llegar a vivir… el precio del progreso supongo.

  5. Hombre, yo de Punta Cana me traje un buen calentón (no seáis mal pensados, que vine con la piel un tanto quemada, aún usando protección del 20).

    El viaje fue “normal” dentro de lo que cabe, tanto para ir como para volver tuvimos que rodear dos huracanes, y esto conllevó 1,5h más de viaje…

    Por lo demás, el choque térmico también es de aupa, pero creo que es peor ir todo abrigado y encontrarte allí tanta humedad y temperatura… todavía lo recuerdo y me ahogo.

    ¿Traerías Brugal no? 😛

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s