El final del DRM como forma de estropear la música

DRMLos sistemas DRM eran hasta ahora los encargados de que no pudiésemos hacer lo que nos diese la gana con la música que habíamos comprado legalmente. Tú pagas por un disco o una canción para el móvil pero en realidad no la estás comprando, la estás “alquilando” con las condiciones que se le ocurrían al vendedor:

  • sólo por un período de tiempo
  • sin posibilidad de hacerte una copia para llevarla al coche
  • sin poder reproducirla en otro tipo de aparato
  • … o la variante con la que hubiese decidido limitarte el vendedor.

Para garantizar esto hace falta, no sólo que la música traiga DRM sino que además el dispositivo reproductor tiene traer también el sistema DRM, y sin él te quedas sin poder reproducir ese material por el que has pagado. Un claro ejemplo es Windows Vista, cuyo rendimiento se ve seriamente afectado por tener que controlar ese DRM en todos los puntos por los que va pasando ese material audiovisual.
A lo largo del 2007, las grandes distribuidoras de música han ido eliminando estos sistemas y ahora por fin, la última de ellas SONY BGM, ha aceptado que el DRM ha sido un error y va a retirarlo de sus productos, eso sí, en un primer momento lo quitará de una forma bastante petarda pero no tengo dudas de que acabará quitándolo del todo.
La mala noticia es que el vídeo seguirá los pasos de la música, y digo mala porque empezará por el mismo sitio que la música, implantando el DRM como ya se hace en los servicios de alquiler al estilo Apple iTunes. Con un poco de suerte, la experiencia previa en la música, que se ha mostrado como un fracaso, acelerará el proceso.

Inquietante me resulta que la comisión europea, contracorriente de lo que pasa en la sociedad, ahora se preocupe por crear un sistema de interoperabilidad entre los sistemas DRM. La idea hubiese sido razonable hace un tiempo pero ahora, entre que se decide, se reglamenta la directiva europea y se adapta a las legislaciones locales llegará lo suficientemente tarde como para que no haya nada que reglamentar.

Esta costando pero poco a poco los que trafican con la música se van dando cuenta que pueden sacar grandes beneficios si aprovechan este momento, en el que más música se escucha de toda la historia, en lugar de intentar evitar que la gente que ha pagado no pueda hacer el uso que quiera de ese bien por el que le han cobrado.

Anuncios

2 comentarios en “El final del DRM como forma de estropear la música

  1. Al DRM aun le queda bastante vida, yo creo que sobre todo el moviles. Te puedo comentar que los operadores piden para los proximos an~os bastante el OMA DRM (1.0 y 2.0) y el Windows Media DRM (PlayForSure y PlayReady)… asi que no les veo por la labor de parar completamente…

    Eso si, decisiones como las de Sony o la de EMI con iTunes pueden hacer cambiar la balanza 🙂

  2. Cierto, en los teléfonos durará más, pero a medida que se generalicen los teléfonos con conexión a internet y al PC cada vez más gente se grabará la música en el teléfono directamente, con lo que es un mercado que irá a la baja

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s