Efectos del cambio climático 10 años después de Kioto

Post escrito por JP.
Vivimos meses en los que el cambio climático se está convirtiendo en una poderosa arma política, ya no sólo a nivel global, sino también a nivel nacional e incluso regional, siendo quizá un momento para aportar algo de luz en el maremágnum que se está montando.
Que la economía está detrás del cambio climático, creo que a nadie se le escapa. De hecho, el Protocolo de Kioto, firmado en diciembre de 1997, tiene como objetivo reducir las emisiones de seis gases que provocan un calentamiento global, con una filosofía de pago-por-contaminar en caso de incumplir compromisos.

Protocolo de Kioto

(Imagen: Wikipedia)
Posición de los diversos países respecto al Protocolo de Kioto:

  • Firmado y ratificado.
  • Firmado pero con ratificación pendiente.
  • Firmado pero con ratificación rechazada.
  • No posicionado.

Sin embargo, el acuerdo no entró en vigor hasta febrero de 2005, tras la ratificación por parte de Rusia a finales de 2004. El hecho de que todavía haya países no adheridos al Protocolo de Kioto, entre los que destaca la ratificación rechazada de Estados Unidos, es un síntoma de que el enfermo, esto es, nuestro planeta, no goza de buena salud y probablemente su enfermedad vaya empeorando.
En términos prácticos, la ONU maneja previsiones de aumento de la temperatura media de la superficie del planeta entre 1,4 y 5,8 °C en 2100. El aumento de la temperatura, es un fenómeno lento en el que es difícil disociar el efecto de la mano del hombre de los ciclos propios de calentamiento y enfriamiento del planeta. Y quizá por lento a veces, podemos perder sensibilidad ante la importancia del problema.
Lo que ya podemos observar, más a corto plazo, es que el cambio climático se está manifestando con un importante aumento de la variabilidad climática, esto es, con una mayor frecuencia en la observación de extremos, siendo más probables sequías y grandes precipitaciones, alternar por ejemplo inviernos secos con primaveras anormalmente húmedas o pasar de tener el verano más caluroso de los últimos 50 años a tener al año siguiente el más frío en ese periodo.
A nivel de la Península Ibérica, creo que no sólo hemos de mirar a los gases de efecto invernadero, sino también estar atentos al fenómeno de la deforestación. Si bien la España verde, esa pequeña franja de apenas 50 km en la zona norte, no se vería afectada al proceder el agua de las lluvias del mar, el interior peninsular depende de la evaporación del terreno y de la masa forestal para poder mantener los niveles actuales de precipitación, por lo que su deforestación o desertización puede tener consecuencias muy negativas.

Este post, del autor de historias de jp, es el primero que publica bajo la iniciativa “ponte verde”, si quieres participar lee el post original donde explico cómo.

Anuncios

3 comentarios en “Efectos del cambio climático 10 años después de Kioto

  1. Kioto, Johanesburgo, Río de Janeiro…

    ¿No suena a politiqueo?. ¿Qué compromiso podemos esperar de un sistema político en el que el principal país de la oposición dice que tiene un primo que entiende de cambio climático y no está preocupado?, por no hablar de que la principal potencia y emisora de GEI’s no ha ratificado…

    La reducción de GEI’s no se consigue con el “que contamina paga”, se consigue dejando de consumir combustibles fósiles, bien sea por concienciación, bien por crisis.

    Tocará amarrarse el cinturón, porque según vienen las cosas, parece que estamos cerca del segundo supuesto.

  2. Lo de EEUU con este tema, es muy curioso. Claro que tienen las mayores reservas de combustibles fósiles de todo el mundo, y no van a atarse la soga al cuello firmando Kioto (a no ser que quieran utilizar luego el petroleo para hacer bebidas refrescantes 😉

    Saludos,
    JP

    Historias de JP

  3. Kioto es algo que, además de ser muy fácil de politizar, es muy difícil de conseguir y que está hecho desde una perspectiva del primer mundo. Los países del primer mundo no me parece mal que lo ratifiquen y las sanciones económicas, en caso de no cumplir, deberían dedicarse a mejorar la eficiencia energética y la rentabilidad de las energías menos contaminantes, pero hacerlo no sólo en los propios países infractores sino con programas de colaboración en investigación con los países emergentes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s