Multicanalidad, contexto y privacidad

Secretos

Secretos

Twitter, email, grupos de correo, Facebook, grupos de Facebook, blog, comentarios en otros blogs, flickr… las posibilidades que nos ofrece internet son muy numerosas y cada una tiene su propio contexto.

La web 2.0 nos está permitiendo generar nuestro propio contenido y definir un contexto para él mediante el uso de herramientas sociales: generamos contenido y determinamos quién queremos que lo vea.

sin embargo, en el momento en que lo subimos a la red quedamos expuestos a los malos funcionamientos de esos criterios de privacidad:

  1. Fallos nuestros al definir el grupo objetivo, incluir por error a una persona con la que no queríamos compartir, por ejemplo, esa foto del sábado por la noche.
  2. Fallos de nuestros autorizados. Ya que nuestro contenido está a su alcance, nada les impide republicarlo como propio aplicándole sus propios criterios para la privacidad.
  3. Brechas de seguridad del servicio que estemos utilizando
  4. Acuerdos del proveedor del servicio con otras asociaciones, ejemplos la RIAA estadounidense o más próximo, la campaña de Telefónica en contra de la piratería (nos podemos fiar de ellos?

Cuando un contenido está en Internet es susceptible de convertirse en púbico. Quienes afirman que son ellos quienes deciden sobre su privacidad están en lo cierto, pero sólo ateniéndose a las reglas que existen en este preciso instante, y esas reglas pueden cambiar sin que nadie les pregunte.

Como en la vida real, cada contexto tiene sus propias reglas: en el blog escribo de forma más responsable, pensando más las cosas e intentando validar la veracidad de lo que digo, en el correo electrónico sé con quién estoy estableciendo la comunicación y escribo en función de ello, en twitter tengo unos criterios más laxos y, por ejemplo, en la lista de correo del RBP soy más… gamberro. El contenido que genero para un público (amigos, familia, bloggers, compañeros de trabajo) puedo no querer que esté accesible para otros grupos de público, sin embargo en Internet no se puede garantizar la direccionalidad de la comunicación de forma permanente y absoluta.
¿No deberíamos participar de la generación de contenidos entonces?, claramente sí, pero hemos de hacerlo de forma mínimamente responsable (que no se nos caiga el mundo encima cuando algo termine haciéndose más público de lo que esperábamos) y darle cada vez un valor más alto a los criterios de privacidad que escogemos y a la seguridad, tantos de nuestros equipos, de nuestras contraseñas y de las aplicaciones que utilizamos.

Foto original de Kevin Steele
Anuncios

5 comentarios en “Multicanalidad, contexto y privacidad

  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. De acuerdo en buena medida.

    Por otro lado, la cosa daría para mucho. La evolución de la civilización occidental, o la modernidad si se prefiere, tiene una de sus bases en la individualidad y el derecho a la privacidad. Frente a la comunidad, la sociedad, es decir, frente a la comunidad regida por las reglas de la tradición, secular opresora de la individualidad y de la discrepancia, debería estar la sociedad regida por el acuerdo y el respeto a los derechos individuales.

    En términos de bar, el eterno dilema entre quienes prefieren el pueblo, ir al bar y tener conocidos siempre, o la metrópolis, el anonimato como escenario de la liberación.

    Es decir ¿Es la necesidad de un manto social protector lo que nos lleva a las redes sociales de internet?

    La respuesta es compleja. Vaya por delante que, como el bar en la ciudad, la elección individual se impone, la comunidad opresora ha quedado atrás.

  3. creo que las personas que escribimos en un blog o usamos aplicaciones de comunicacion somos mas conscientes de este tema porque lo comentamos en ocasiones. Me parece muy preocupante que no existan campañas de concienciacion en esta linea a nivel importante sobre todo orientado a aquellos que tienen menos conocimiento del alcance de la publicacion en internet y las consecuencias que puede llegar a tener en todos los ambitos. Cada vez mas se escuchan casos y casos, algunos que pueden parecer comicos pero la mayoria bastante preocupantes en relacion al asalto a nuestra intimidad a traves de estos medios.

  4. Pues está claro que el desconocimiento es el gran enemigo. Si la mayoría sabemos perfectamente que no es lo mismo hablar de un tema en el trabajo, con la familia o en casa, en internet se deberían tener en cuenta esos ámbitos, pero al no estar físicamente presentes, es más complicado. A mi me preocupa sobre todo mis hijos, que no tienen claro todavía muchas cosas, y si que intento concienciarles del peligro que supone.

    Un tema interesante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s