El precio justo

RapidShare

RapidShare

A Rapidshare le han caído 24 millones de euros de multa (ver actualización) por hacer lo que hace, albergar archivos subidos por los usuarios y cobrar, en forma de cuenta Premium, a quienes se los bajan. A simple vista parece que no hay dudas sobre que obtienen beneficios gracias a contenidos protegidos por derechos de autor, aunque quedará la duda sobre su capacidad de detectar qué es material protegido y que es material puesto ahí libremente por su autor legítimo (o con una licencia que lo permita).

La denuncia, como no podía ser de otra forma, la formuló una sociedad de gestión de derechos alemana (la SGAE de allí) que como siempre llegan tarde, en lugar de crear una plataforma propia con la que facilitar el acceso a los usuarios se han metido en una loca carrera contra el P2P, y cuando empiecen a conseguir frutos mediante presiones (si es que los consiguen) se darán cuenta de que ya casi nadie utiliza Torrents para bajarse películas y series, ahora la mayoría usamos las descargas directas, fundamentalmente Rapidshare y Megaupload.

Las alternativas ahora son seguir por la vía de denuncias y demandas, lo cual es un parche temporal a su situación, , en el mejor de los casos, o empezar a aprovechar que cada vez somos más los que estamos dispuestos a pagar por ver, lo antes posible y con una calidad razonable, los últimos capítulos de nuestras series favoritas o las películas que acaban de dejar de emitir en las salas de cine. Pero, ¿cuál es el precio justo que deberíamos pagar por una plataforma que nos de un servicio así?

Sin saber lo que esas sociedades pueden tener en mente… calculo que un euro por cada capítulo de serie y 2 euros por película. Para un uso intensivo quizá creasen una tarifa plana, que en ese caso rondaría los 150 euros anuales. Yo creo que ese podría ser un precio razonable, aunque seguramente muchos usuarios de internet, acostumbrados al gratis total, digan que es una barbaridad, y las entidades de gestión que es demasiado poco y que por menos de 300 euros anuales ni hablamos. A eso habría que sumar los actuales gastos que tengan Rapidshare o Megaupload (la cuenta Premium sale por 60 euros anuales) y la conexión a Internet decente, que en España son unos 30 euros más, total 570 euros anuales, claro, que los que tenemos televisión de pago podríamos quitarla y ahorranos así 360 euros, resultado: por 210 euros anuales tengo internet con todas las series y películas de estreno a mi disposición.

A mi, con este cálculo, me resulta un precio perfectamente razonable, pero seguro que a muchos de vosotros os parece una barbaridad.¿un año de internet con series y películas sin anuncios no valen 17 euros al meso incluso 50?, yo creo que sí, pero allá cada uno, eso sí, pensad que si no hay gente dispuesta a pagarlo no habrá series y películas con presupuestos dignos, las opciones serán que no existan o que cobren vía subvenciones lo que será aún más injusto, porque entonces pagarán también quienes no ven cine y series.

¿Cuál creéis que sería un precio justo por tener al alcance de la mano las series y películas de estreno con buena calidad y sin pausas publicitarias?.

*Actualización: la multa no ha sido de 24 millones, ese es el precio que estiman del material que han puesto a disposición del público, la cuantía de la multa no está determinada aún.

12 comentarios en “El precio justo

  1. Me has convencido Dondado, yo tengo televisión de pago pero apenas la veo, sólo los partidos de fútbol y poco más, para las películas y series tengo una cuenta premium de rapidshare. Yo pagaría esa cantidad, hay muchas series y películas de calidad que merecen pagar por ellas.

  2. Yo también hace años que tengo televisión de pago, así que tampoco tendría problema en pagar un servicio similar por internet si el servicio es fiable. Ahora bien, lo cierto es que la tendencia no va a ser ni siquiera esa, el futuro (y de hecho, el presente ya prácticamente también) está en el streaming. El éxito de Hulu en EEUU demuestra que se puede hacer algo rentable sin cobrar al usuario o cobrando muy poco, y con menos publicidad que en la televisión de toda la vida.

  3. Suscribo lo que dices: 1 dólar (por las tierras por las que estoy) es razonable. Por $150 anuales si me pensaría la tarifa plana (siempre que contase con una mejor conexión de la que tengo actualmente), pero a bote pronto, preferiría ir pagando por capítulo y así poder gestionarlo mejor: este mes ando justito, así que el Dr. House tendrá que esperar hasta el mes que viene, y cosas así. Porque una parte importante de esto sería poder decidir uno cuando se lo descarga según le convenga.

    Y luego está otro asunto: los subtítulos. Una de las cosas que yo no entiendo es por qué no sé plantean negocios con organizaciones de subtítulos que ya están montadas y que lo hacen por la cara, sólo que en esta ocasión pagando un pequeño monto. Seguro que no es tan sencillo (hay profesionales que han de cobrar por ello), pero se trata de plantear alternativas y buscar soluciones que no pasen por la demanda. Porque nos gustarán las series, pero las empresas que las gestionan nos están cayendo como una patada en el hígado…

    • Totalmente de acuerdo con los subtítulos, mi impresión es que lo tendrán en mente, supongo que si no lo han hecho hasta el momento es por no dar validez a que la gente se descarga los capítulos en inglés según salen, están en el rol de que eso no debería hacerlo nadie y hacen como si realmente nadie lo hiciese

  4. Me parece bien lo que planteas en este post, David. Si bien es cierto que, como dice Alan, el presente y el futuro parecen estar en el streaming, las descargas legales son una alternativa que la industria debería considerar. Y los precios que propones me parecen justos.

    Pero el problema siguen siendo los millones y millones de personas en todo el mundo que siguen prefiriendo el “todo gratis”, ellos no pagarían por estas cosas ni aunque les costaran centavos. La industria quiere proteger el contenido del cual es propietaria, y eso está bien; mientras sigan habiendo descargas ilegales, la industria seguirá reaccionando con denuncias y demandas. Las descargas legales reportarían una buena fuente de ingresos para esa industria, no hay duda acerca de eso; yo personalmente no descargo, me gusta mirar todo por televisión, pero con gusto pagaría por descargas legales, por la razón de que muchas veces los horarios no me permiten ver las series que quiero ver. Y además porque no me gusta el streaming; a decir verdad, me molesta, aun si tuviera la mejor conexión.

    Aquí en Latinoamérica, desde hace poco tiempo, tenemos al canal Fox que creó su sitio de streaming, mundofox.com, donde a algunas de sus series las colocan poco después de emitirlas por tv, pero a otras no, y es ésas están un poco retrasados. Y recientemente el canal AXN comenzó a colocar online los capítulos de Lost casi inmediatamente después de emitirlos por tv. Aun así, todo esto (al menos en esta parte del mundo) está todavía muy lejano a parecerse siquiera a Hulu.

  5. Por un internet de pago y calidad… a ver si los Sgaeros espabilan y dejan de rebuscar donde no procede…

  6. Pingback: La semana en los blogs CLXXXI : Blogografia
  7. Yo pagaría hasta 240€/años(20€/mes) por series, películas, música.
    Los partidos de fútbol ya no serían necesarios por plataforma de vídeo satélite debido a la llegada de la TDT de pago

  8. Yo, la verdad, no sé, sólo veo Los Soprano por el internés. La verdad es que 17 euros no parece mucho…, otra cosa es que los pagara, 17 de aquí, 17 de allá.
    Recuerdo una conversación hace unos años, se trataba de pagar una cuota para ver el fútbol o así, le dice uno al que no quería pagar: Gurri, total 1.000 pelas al mes, son cuatro cubatas (¡¡aquellos tiempos!!) y le dice el Gurri, cagüendiós, pues por eso, por eso!

  9. Pingback: La semana en los blogs CLXXXI

Los comentarios están cerrados.