La televisión de los próximos 10 años

Este post está escrito por Josucu, del blog quetenteres, es un blog joven de un amigo mío pero con ganas en el que me suelo enterar de cosas relacionadas, sobretodo, con la televisión. Os dejo con su post y os recomiendo que echéis un vistazo a su blog.

¿Cómo será la tele en 2020?.

A través de GurusBlog he recibido 20 predicciones sobre la televisión de los próximos 10 años, de la gente de informiTV.
Me gustaría completar o daros mi opinión sobre estas predicciones que os enumero a continuación:

La televisión será menos dominante.
A mí no me cuesta creerlo. Las cadenas generalistas van a perder mucha audiencia cuando se desarrolle la TDT. Los informativos y los magazines van a copar estos canales (de hecho ya lo hacen) pero serán de escasa calidad: Los noticieros, porque estarán cada vez más sesgados por sus intereses económicos y los magazines porque el perfil de audiencia actual seguirá derivando al mundo visceral (es que decir “del corazón” me parece valorarlo mucho. Yo diría prensa “del intestino”). En cuanto a los eventos en vivo de grandes audiencias: el fútbol seguirá siendo de pago este decenio.

Sobrevivirán menos canales de televisión. Los grupos mass media seguirán consolidándose y el número de canales de televisión disminuirá a medida que el modelo de publicidad intrusiva e interruptiva deje ser apoyada.
Yo creo que los canales de TDT mejorarán sus audiencias al especializarse, como han hecho ClanTV y Disney Channel. No le auguro una gran audiencia a Cultural.es porque me parece que la programación va a ser demasiado “cultureta” para el público en general. Sin embargo apostaría por un canal de Docu-Reality al estilo Discovery. Menos publicidad pero más segmentada podría ser una salida a la publicidad interruptiva.

La mayoría de la visualización será en pantallas personales. Tablets y pantallas táctiles proliferarán. El vídeo (al igual que la música) se consumirán más en los dispositivos personales que en el tradicional salón con la pantalla compartida. Se hará más multifuncional y menos definido por la experiencia de ver televisión. Tendremos un hogar conectado y multimedia… por fin.

Aunque la resolución mejore, el tamaño importa. Las pantallas grandes molan y para ver tele más. Y para jugar no te cuento nada. Yo vaticino que el tamaño de la tele crecerá en todos los hogares. La tecnología OLED permitirá enrollar la tele como si fuera una pantalla de proyección, solo que emitirá luz en lugar de recibirla de un proyector. Quizás esto tarde más de 10 años en llegar… me he pasado. En cuanto a lo de un hogar conectado y multimedia: los que lo queremos ya lo tenemos y el resto, si pueden hacerse de un “primo” informático, también lo tendrán. Pero también vaticino que dejará de darnos vergüenza decir que NO, NO TE ARREGLO LA RED LOCAL PARA QUE PUEDAS VER HOUSE S12E02.

El vídeo mobile será entregado a través de redes de datos. La mayoría de la televisión móvil y servicios de vídeo será entregado a través de redes de datos en lugar de utilizar las extensiones de las actuales normas de broadcasting digital.
El vídeo en general – no sólo el móvil – será entregado por redes de datos. Efectivamente el broadcasting digital (os traduzco, la TDT) llegará a ser residual para aquellos que “no se entiendan con los aparatos”. Eso sí, lo de la tele en el móvil no lo compro ni creo que tenga futuro, porque para ver la tele, quiero decir, para mirarla de verdad, hace falta tranquilidad y tiempo. Yo no vería Perdidos en el móvil. La quiero ver tranquilo y concentrado en la tele del salón.

Las pantallas estarán conectadas a la red. Pantallas de transmisión híbrida y dispositivos de banda ancha se convertirán en mainstream. La mayoría de vídeo tendrá algún tipo de conexión de datos, mientras que la resolución de los productos electrónicos de consumo general, superará al de las redes de broadcast convencionales.
Opino que las pantallas serán pantallas (sin lógica) y la fuente de contenidos serán aparatos externos (decos TDT, Discos Duros Multimedia, HTPC, etc.) Los productos electrónicos de consumo general ya superan a la tele convencional en resolución. Eso no es futuro, es hoy.

La alta definición será lo habitual. Se convertirá en la nueva norma.
Sí, pero el 720p y no el 1080p que nos han vendido. Y esto lo digo porque es lo que más abunda ahora mismo en HD en Internet, aún cuando la tecnología permite más resolución.

El 3D tendrá un éxito limitado. El 3D estereoscópico será popular para las películas y los grandes eventos en vivo, pero seguirá siendo un producto nicho, mientras exija a los espectadores llevar gafas especiales, aunque las gafas estéreo será cada vez más de moda y permitirá juego de inmersión y la realidad virtual fotorealistas y experiencias role-playing.

En esto estoy de acuerdo: va a usarse de forma muy limitada. Pienso que podría tener éxito si se comercializa de forma que puedas grabar la BBC en 3D: Bodas, Bautizos y Comuniones. ¿Quién no querrá grabar al abuelo en realidad virtual para cuando ya no esté? Ya lo hacemos ahora…

La distribución física disminuirá. El streaming y las descargas desplazan, pero no sustituirán completamente, la distribución física de los soportes físicos. Los medios de comunicación estarán accesibles de forma ubicua en la red (almacenados en la “nube”).

Eso es el presente, y si no que se lo pregunten a los pobres artistas muertos de hambre. De todas formas la descarga seguirá siendo necesaria para los dispositivos portátiles tipo iPod que no tengan conexión permanente a la red. Siempre habrá alguien que se quiera llevar el iPod al monte.

Y por último una reflexión, o resumen, de cosecha propia:

La TDT será un bodrio durante mucho tiempo, hasta que los canales se especialicen y serán consumidos por el público en general. Triunfarán sobre todo los programas de Telerealidad y del corazón (del intestino, más bien). Se crearán aplicaciones interactivas pero fracasarán, salvo que se dediquen a los timos estos de “dime un animal doméstico que ladre” con tías macizas.

La audiencia más preparada – que será la mayoría y no unos pocos, como ahora – consumirá productos audiovisuales a la carta a través de Internet. Un ordenador del hogar estará en el salón, junto al televisor. La reproducción online primará sobre las descargas. Las pantallas serán tontas, más grandes y probablemente se plegarán o enrollarán cuando no se utilicen.
Las grandes productoras seguirán explotando a los artistas que saldrán a la calle para insultar a los consumidores por no enriquecer aún más a sus esclavizadores. La copia privada se verá perseguida y dificultada por múltiples pero infructuosos intentos de controlarla. Surgirán productos de bajo coste que los usuarios consumirán directamente de las productoras alternativas más conscientes de que es imposible poner puertas al campo. Las grandes productoras cargarán contra ellas en vano y al final las comprarán. Pero surgirán otras nuevas.

Espero que os haya gustado, aunque haya quedado un poco largo. Y espero comentarios.

Foto original de cloudzilla
Anuncios

6 comentarios en “La televisión de los próximos 10 años

  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. Estoy bastante de acuerdo en todo lo que dices. En mi caso lo que no sigo vía internet, lo voy a empezar a seguir en “diferido” sólo para saltarme la publicidad. Las posibilidades que tenemos ahora no sólo en cuanto a conexiones sino en cuanto a lo que podemos hacer con la tecnología en nuestras casas es abrumadora, y parece que nadie está dispuesto a sacarle jugo.

    Empezando por la casi ausencia de programas emitidos en 16:9 con las honrosas excepciones de La Sexta, alguno de Cuatro y algo en A3… (poco más hay, me parece) cuando se supone que tenemos el parque de televisores más moderno de Europa y cuando el emitir en 16:9 no impide verlo bien en una pantalla 4:3 de las que cada vez quedan menos.

    Ayer mismo monté una especie de “servidor de vídeo”, que para mi alborozo me permite grabar cómodamente cualquier cosa en el ordenador del salón (donde llega la antena) y disfrutarlo “en vivo” o “en diferido” a través de Wifi en cualquier lugar de la casa, incluyendo el modo “espatarrado” en mi cuarto, en mi más que vetusto Pentium III a 933Mhz corriendo la Geexbox. En la que la configuración de la conexión al servidor (con Windows) ha sido tan compleja como conectar el ordenador al router… y fin de la configuración.

    ¿Por qué voy a tragarme todos los anuncios si puedo ver después la serie (incluso sin esperar a que termine su emisión) saltándomelos? La generalización de este tipo de visionado y de la distribución por red hace cada vez más obsoleta la emisión convencional de TV que se está quedando como sabemos todos, para programación “rancia” destinada a una franja de edad bastante envejecida.

    Saludos.

  3. Sin llegar a tu nivel, se verá tecnología diferente en muchos hogares.
    En cuanto a la programación, yo ya no veo ni los telediarios (por la casquería y por los anuncios encubiertos de peliculas, discos, libros, etc.)
    Y en cuanto a la tele rancia, no es para una franja de edad, es para un perfil determinado que aunque te cueste creer sigue existiéndose y perpetuándose en nuestra generación. Siempre habrá una Choni para ver la mierda del corazón.

  4. Esto de las previsiones siempre es complejo. Probablemente muchas de las previsiones que se hicieron en 2000 fueron incorrectas (no digamos las de 1990).

    En todo caso, todo parece bastante factible. Aunque creo que sera dificil desplazar a la tele grande del salon, el ver la tele tirado en el sofa sigue siendo un gran deporte, donde el sofa tiene un papel tan relevante como la tele.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s