Equipo Kiva Cantabria 2.0

Llevo ya más de 2 años haciendo pequeñas donaciones en kiva y no puedo estar más satisfecho. He hablado de esta organización hace algún tiempo pero para el que no lo conozca intentaré explicarlo:

Kiva es una entidad de microcréditos solidarios y  consiste en lo siguiente: Metes una cantidad de dinero (desde 25$) en tu cuenta en Kiva y con ella escoges a algún inversor de los muchos que han presentado proyectos a Kiva por diferentes países del mundo. Tú haces, junto con otros donantes, una donación para su proyecto y puntualmente, cada mes, irá devolviéndote el capital hasta que lo vuelvas a tener disponible en tu cuenta de Kiva. Una vez que te retornen el dinero puedes escoger entre sacarlo y traértelo de vuelta a tu cuenta o volver a invertir en un nuevo proyecto.

La ventaja de este sistema frente a las donaciones es que, quien recibe el dinero, sabe que tiene que trabajar duro para devolver ese dinero y conseguir sacarle un rendimiento. Si su proyecto va saliendo adelante otros en su país también se beneficiarán de ello.

Kiva está avalada por muchos organismos y empresas e intentan tener el máximo de transparencia para que tengas claro en quién y cómo se va a utilizar el dinero que prestas.

Equipo Cantabria 2.0

Conversando en twitter sobre este sistema surgió la idea de crear un equipo dentro de Kiva. Los equipos no es que supongan mucha ventaja frente a las inversiones particulares, pero si nos juntamos unos cuantos nos podemos animar unos a otros a realizar los préstamos. El equipo va a ser abierto, cualquiera puede unirse, pero al menos en principio en lo que habíamos pensado es en enredar a usuarios habituales de redes sociales y blogs de Cantabria.

Participar es bien sencillo:

  1. Si aún no estás registrado, regístrate en Kiva. Crea tu perfil ( si tienes curiosidad éste es el mío) y echa un vistazo a kiva por dentro.
  2. Únete a nuestro equipo de “inversores”. La página es Cantabria 2.0 en Kiva, y una vez en ella verás bien grande el botón para unirte
  3. Si te apetece, deja un mensaje de saludo en el grupo y cuéntanos qué esperas de Kiva y de este grupo en concreto.

Cuando estemos unos cuantos podemos decidir si cada uno escoge sus inversiones individualmente o si preferimos hacer una más grande poniéndonos todos de acuerdo.

Por ahora ya somos unos pocos, pero espero que el número crezca rápidamente. La lista de los apuntados es la siguiente, iré actualizándola  a medida que la gente se apunte (si quieres que cambie tu URL dímelo en un comentario, twitter, formulario de contacto…):

@ruthcarrasco, @dondado, @rojoyverde, @cachuco, @osanemeterio, @juanpt, @rmonterosaiz, @rgcolsa, @plintium, @iruell, @SFGuerrero, @javiganda

Bueno que ¿te apuntas?

Libros de texto opensource

Open BookCada año  se repita la misma historia, llega el inicio del curso escolar y los padres nos echamos las manos a la cabeza por el coste de los libros que debemos comprar para nuestros hijos, en mi caso por ejemplo, este año, para mis retoños de 4 y 6 años me dejaré más de 300€ y eso no incluye todo el material escolar, que tendremos que comprarlo aparte.

Mientras tanto las administraciones públicas amparan este dispendio y lo más lejos que llegan es a subvencionar el coste de esos libros con alguna suerte de cheque que cubra en parte esos gastos; de esa forma esos gastos pasan de ser de los que tenemos hijos en edad escolar a distribuirse entre todos los contribuyentes. Pero no perdamos la perspectiva, ese coste no ha desaparecido sólo se ha diluido entre tantos otros para al final de la cuerda volver a salir de nuestros bolsillos.

Copyright en los libros de texto

Si lo tienes a mano cojan un libro de texto de un niño y busca con qué licencia está editado: el 100% de los que yo he mirado tienen copyright lo que prohíbe, entre otras cosas (cito un ejemplo) “su transformación, interpretación o ejecución artística fijada en cualquier tipo de soporte (…) sin autorización”. Atentos a las contradicciones:

  • El autor y/o editorial, se atribuyen la autoría de los textos sin citar cuáles son sus fuentes, es decir, que lo han inventado ellos. Lo que contiene un libro de matemáticas lo ha inventado o descubierto el autor del mismo, los capítulos de los libros de historia los ha inventado quien los escribe… demencial.
  • Están prohibidos los resúmenes, esquemas, y prácticamente cualquier forma de utilizar el libro que no sea mirándolo, puesto que al utilizar estas técnicas de estudio estamos “transformando e interpretando” sobre un papel, por tanto un soporte, y lo estamos haciendo sin la autorización que necesitamos.
  • Llevándolo al extremo, todo el conocimiento de un País, está basado en su sistema educativo, y puesto que éste está, a su vez, basado en un material protegido no habrá dinero en el mundo para compensar a quienes ostentan esos derechos.

La alternativa, las licencias de uso público.

Existen muchos tipos de licencia para proteger contenidos (y aquí pido perdón por utilizar el término opensource mezclando licencias de código con licencias de contenido, pero me ha parecido el término más ilustrativo) que incluyen incluso un tipo que desproteje completamente “haga usted lo que quiera con esto”, es esta, y ninguna otra, la que debería utilizar el Estado para los conocimientos que tutela.

El Estado, cada Administración en la parte que le competa, debería generar un texto que se ajuste a lo que marquen las leyes educativas vigentes con una licencia de dominio público. Fijado este punto, las editoriales lo tomarán y maquetarán como ellas quieran y los padres podremos escoger la edición que más se ajuste a nuestro gusto, poder adquisitivo. Si ninguna de las ediciones disponibles es de nuestro agrado siempre podemos asociarnos, preparar la nuestra propia e ir con ella a una imprenta o imprimirlas en nuestra casa si es eso lo que nos hace más ilusión. En el caso de que el Centro en el que estudien nuestros hijos esté avanzado en el uso de las TIC nisiquiera habrá que pasar por la tinta, el contenido de los textos se podrá descargar directamente en el dispositivo electrónico de elección.

Disponer de ese material educativo de forma libre debería aumentar la competencia actual y, en un mundo teórico, llevar a una reducción de los costes. Y las ventajas teóricas sobre un contenido protegido con copyright también son numerosas.

Otras ventajas que le encuentro son la reutilización del material, la adquisición de partes individuales (compra sólo el capítulo que tu hermano ha dejado destrozado), las actualizaciones parciales de temarios (un año toca hacer hincapié en la reconquista porque se cumple algún centenario…), una adaptación más sencilla del material cuando un centro comience a utilizar los ordenadores de forma extensiva.

La implementación de este sistema no sería enormemente costosa ya que la Administración ya tiene personas encargadas de validar los libros de texto que presentan las editoriales; u posiblemente serían estas, las editoriales, las que más se opondrían a la medida pero… el conjunto de todos nosotros tiene más poder que las editoriales ¿o no?.

Bonus: alternativa más inmediata.

Hablar de licencias y de un cambio de concepción en los materiales escolares quizá es demasiado pedir, así que, mientras esperamos por ello, las administraciones podrían tomar una medida que está implementada con éxito en muchos sitios: el préstamo de libros.

La idea es sencilla, el centro compra los libros el primer año y se los presta a los alumnos de forma gratuita, al terminar el curso el libro se tiene que devolver en buen estado de conservación, y en caso contrario, se paga en compensación. Ventajas: ahorro drástico de costes para el conjunto escolar, inculcar la conservación del material en los chavales…

La implementación no es complicada: con la reducción de los cheques de subvención se podría costear prácticamente toda la compra haciéndolo de forma mayorista y los costes organizativos y administrativos se justifican sobradamente en el ahorro que supondría para las familias. Habría que afinar en la elección de las ediciones para escoger las que permitan más reutilización (que los ejercicios no se resuelvan en los propios libros de texto).

La idea ya está funcionando en muchos centros, y creo (corregidme por favor) que incluso en Andalucía la Junta obliga a implementar esta medida. El resto de comunidades autónomas debería copiar el modelo y obligar y financiar a los centros para que arranquen estas medidas.

Actualización sep 2014: Edorta apunta en twitter la iniciativa California open source Digital Library y Tendero Digital añade a esta propuesta la del soporte digital

Tu propio Periódico (basado en twitter)

Hoy hemos estado unos cuantos en twitter enredando con una web que te permite crear tu propio periódico a partir del contenido que tú quieras de twitter: paper.li.

El funcionamiento es muy sencillo y resultón pero para explicarme lo mejor va a ser mostrarte un ejemplo con lo que he hecho yo en tan solo un minuto: un periódico con la informacińo más relevante que comparten  los usuarios de twitter de Cantabria que tengo catalogados: http://paper.li/dondado/cantabria

Periódico de Cantabria

Para hacer el tuyo propio sólo tienes que ir paper.li e identificarte con tu cuenta de twitter. Después vas a “create newspaper” y escoges entre las opciones:

  • Periódico con lo que cuenta un usuario (normalmente el tuyo)
  • Periódico con lo que se escribe sobre un hashtag #twitterruca, por ejemplo
  • Periódico con lo que escriben todos los usuarios de una lista. Con esta tercera opción, y jugando con los miembros que pongas o quites de una lista tuya, creo que se pueden hacer cosas interesantes.

Es cuestión de probar, @osanemeterio ha hecho el suyo y @rutenca también ha hecho lo propio ¿te animas?