Libros de texto opensource

Open BookCada año  se repita la misma historia, llega el inicio del curso escolar y los padres nos echamos las manos a la cabeza por el coste de los libros que debemos comprar para nuestros hijos, en mi caso por ejemplo, este año, para mis retoños de 4 y 6 años me dejaré más de 300€ y eso no incluye todo el material escolar, que tendremos que comprarlo aparte.

Mientras tanto las administraciones públicas amparan este dispendio y lo más lejos que llegan es a subvencionar el coste de esos libros con alguna suerte de cheque que cubra en parte esos gastos; de esa forma esos gastos pasan de ser de los que tenemos hijos en edad escolar a distribuirse entre todos los contribuyentes. Pero no perdamos la perspectiva, ese coste no ha desaparecido sólo se ha diluido entre tantos otros para al final de la cuerda volver a salir de nuestros bolsillos.

Copyright en los libros de texto

Si lo tienes a mano cojan un libro de texto de un niño y busca con qué licencia está editado: el 100% de los que yo he mirado tienen copyright lo que prohíbe, entre otras cosas (cito un ejemplo) “su transformación, interpretación o ejecución artística fijada en cualquier tipo de soporte (…) sin autorización”. Atentos a las contradicciones:

  • El autor y/o editorial, se atribuyen la autoría de los textos sin citar cuáles son sus fuentes, es decir, que lo han inventado ellos. Lo que contiene un libro de matemáticas lo ha inventado o descubierto el autor del mismo, los capítulos de los libros de historia los ha inventado quien los escribe… demencial.
  • Están prohibidos los resúmenes, esquemas, y prácticamente cualquier forma de utilizar el libro que no sea mirándolo, puesto que al utilizar estas técnicas de estudio estamos “transformando e interpretando” sobre un papel, por tanto un soporte, y lo estamos haciendo sin la autorización que necesitamos.
  • Llevándolo al extremo, todo el conocimiento de un País, está basado en su sistema educativo, y puesto que éste está, a su vez, basado en un material protegido no habrá dinero en el mundo para compensar a quienes ostentan esos derechos.

La alternativa, las licencias de uso público.

Existen muchos tipos de licencia para proteger contenidos (y aquí pido perdón por utilizar el término opensource mezclando licencias de código con licencias de contenido, pero me ha parecido el término más ilustrativo) que incluyen incluso un tipo que desproteje completamente “haga usted lo que quiera con esto”, es esta, y ninguna otra, la que debería utilizar el Estado para los conocimientos que tutela.

El Estado, cada Administración en la parte que le competa, debería generar un texto que se ajuste a lo que marquen las leyes educativas vigentes con una licencia de dominio público. Fijado este punto, las editoriales lo tomarán y maquetarán como ellas quieran y los padres podremos escoger la edición que más se ajuste a nuestro gusto, poder adquisitivo. Si ninguna de las ediciones disponibles es de nuestro agrado siempre podemos asociarnos, preparar la nuestra propia e ir con ella a una imprenta o imprimirlas en nuestra casa si es eso lo que nos hace más ilusión. En el caso de que el Centro en el que estudien nuestros hijos esté avanzado en el uso de las TIC nisiquiera habrá que pasar por la tinta, el contenido de los textos se podrá descargar directamente en el dispositivo electrónico de elección.

Disponer de ese material educativo de forma libre debería aumentar la competencia actual y, en un mundo teórico, llevar a una reducción de los costes. Y las ventajas teóricas sobre un contenido protegido con copyright también son numerosas.

Otras ventajas que le encuentro son la reutilización del material, la adquisición de partes individuales (compra sólo el capítulo que tu hermano ha dejado destrozado), las actualizaciones parciales de temarios (un año toca hacer hincapié en la reconquista porque se cumple algún centenario…), una adaptación más sencilla del material cuando un centro comience a utilizar los ordenadores de forma extensiva.

La implementación de este sistema no sería enormemente costosa ya que la Administración ya tiene personas encargadas de validar los libros de texto que presentan las editoriales; u posiblemente serían estas, las editoriales, las que más se opondrían a la medida pero… el conjunto de todos nosotros tiene más poder que las editoriales ¿o no?.

Bonus: alternativa más inmediata.

Hablar de licencias y de un cambio de concepción en los materiales escolares quizá es demasiado pedir, así que, mientras esperamos por ello, las administraciones podrían tomar una medida que está implementada con éxito en muchos sitios: el préstamo de libros.

La idea es sencilla, el centro compra los libros el primer año y se los presta a los alumnos de forma gratuita, al terminar el curso el libro se tiene que devolver en buen estado de conservación, y en caso contrario, se paga en compensación. Ventajas: ahorro drástico de costes para el conjunto escolar, inculcar la conservación del material en los chavales…

La implementación no es complicada: con la reducción de los cheques de subvención se podría costear prácticamente toda la compra haciéndolo de forma mayorista y los costes organizativos y administrativos se justifican sobradamente en el ahorro que supondría para las familias. Habría que afinar en la elección de las ediciones para escoger las que permitan más reutilización (que los ejercicios no se resuelvan en los propios libros de texto).

La idea ya está funcionando en muchos centros, y creo (corregidme por favor) que incluso en Andalucía la Junta obliga a implementar esta medida. El resto de comunidades autónomas debería copiar el modelo y obligar y financiar a los centros para que arranquen estas medidas.

Actualización sep 2014: Edorta apunta en twitter la iniciativa California open source Digital Library y Tendero Digital añade a esta propuesta la del soporte digital

Anuncios

37 comentarios en “Libros de texto opensource

  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. Los de mi pequeña Lucía he tenido que pagarlos, los de Jorge son como dices prestados y está muy bien, pero aún así son muchos euros pues el material escolar aumenta con los libros “donde escribir”, al final lo que ahorras por un lado lo pagas por otro, he gastado casi lo mismo que tú.

    Un abrazo.

  3. Pingback: Libros de texto opensource
  4. No creo que haya un solo comentario en desacuerdo.
    [sarcasmo on]
    Salvo el tema de la reconquista, que con la Alianza de Civilizaciones, puede llegar a desaparecer para fomentar el hermanamiento. La expulsión de los judíos por los RR.CC. podemos dejarla que todo el mundo sabe que no saben hacer amigos de verdad.
    [sarcasmo off]

  5. Un motivo estupendo para no estudiar lo de las licencias… fuimos vagos hasta para eso.

    Lo del préstamo de libros, es algo que se practica de forma espontánea entre hermanos/primos (y más allá). Bueno, no es exactamente la misma historia, pero es uno de los motivos de que los temarios cambien cada curso. No se va a hacer a nivel general porque las editoriales perderían el chollo que tienen actualmente.

    Y ahí está la clave. Ni copyright ni nada: el chollo.

  6. Buen tema para el debate, mas aun cuando desde hace algún tiempo a todos los gestores educativos se les llena la boca hablando de innovación y nuevas tecnologías.
    Quieren llenar las aulas de pizarras electrónicas (en muchos casos llegan a los colegios sin software, lo que las puede hacer inviables en muchos centros) y ordenadores para todos… Estos temarios open source deberían ser una parte fundamental del contenido de esa “plataformas” educativas.
    Además, si los centros pudieran “servir” estos contenidos, encontrarían una nueva forma de financiación, pequeña eso si, pero ayudaría para algunas cosas.
    En el fondo, esto es parte de la necesaria “vuelta-de-calcetín” que necesita la educación en España

    • @gaudiramone, La cultura es un negocio y eso no tiene que tener nada de malo. De esta forma, los buenos artistas podrían vivir de su trabajo sin problemas.
      El tema es que la administración debe evitar cambiar de temario cada año, cuando es obvio que los contenidos no cambian (al menos en historia, lengua, literatura, matemáticas, física, química, etc)

  7. Hola,

    yo trabajo en una editorial de libros de texto.

    Estoy muy contento de poder enriquecerme a costa del dinero que los padres se ven obligados a malgastar en la educación de sus hijos.

    En la editorial no hacemos nada, los libros se hacen solos, nuestro trabajo sólo consiste en chupar del bote.

    De hecho las menos de quinze editoriales que

    • @geck0_o, Sí, es cierto, lo indico hacia la mitad del post, que el término no es el correcto, pero lo utilicé porque me pareció el más descriptivo. Más que una licencia CC yo apuesto por una licencia de Dominio Público, más abierta aún que la CC.

  8. existen en España nos hemos repartido el mercado. Una hace el libro de matemáticas y la otra hace el de otra materia.

    Desactivando el modo ironía …

    Los libros son caros, es verdad, pero puedo asegurar que su producción es muy costosa, mucho. Quien piense que un libro de texto se reduce a una serie de párrafos que explican algo esta muy equivocado.

    En la creación de un libro de texto interviene un autor inicialmente, uno o varios editores que adecuan el manuscrito original, correctores que efectúan correcciones lingüísticas muy severas, maquetistas que dan forma e ilustran todo el conjunto y por último impresores y encuadernadores.

    Y en muchas ocasiones las tiradas no son de 100.000 ejemplares, en muchas ocasiones estamos hablando de unos pocos miles.

    Cada curso, cada asignatura e incluso cada comunidad autónoma requieren que se repita de nuevo todo el proceso.

    Y finalmente las diversas reformas educativas obligan empezar de nuevo con todo el trabajo, en ocasiones, cada cuatro años.

    Para cada asignatura pueden llegar a existir tantos libros diferentes como editoriales hay. Y es entonces cuando las escuelas, a través de los profesores seleccionan el libro que consideran mejor para cada asignatura.

    En muchos casos para un solo curso hay libros de tres o más editoriales diferentes, y esto es así porque la competencia entre las mismas permite que no todos los materiales sean iguales.

    Si lo que queremos es tener un texto único creado por el estado, para que el coste de la educación sea menor, creo que vamos por el mal camino.

    Pero todo lo dicho hasta ahora, no en mi comentario, si no lo dicho en general creo que en el fondo, es consecuencia del hecho de que el mercado de los libros de texto es un mercado cautivo.

    Un mercado en el que compra el producto no es quien ha decidido su compra. Yo creo que esa es la raíz del problema.

    • @Hugo, “Si lo que queremos es tener un texto único creado por el estado, para que el coste de la educación sea menor, creo que vamos por el mal camino.”
      Yo no creo que sea un mal camino, es lo que apunto, que el texto tendría que ser único. El texto tiene que estar desligado del libro, el texto se escribe desde la Administración y las editoriales se encargarían de la composición, maquetación e incluso ilustraciones (que posiblemente no tengan sentido en el texto original de la administración).
      Ese texto, cuando se requiera en edición electrónica también se podría utilizar, un libro generado por una editorial no.

    • @Lolita, Las editoriales se ocupan de que eso no sea posible “actualizando” los libros tanto como pueden (tienen alguna restriccion, creo). Luego, si a eso le unimos que los profesores no se complican la vida normalmente y prefieren que todos sus alumnos tengan exactamente el mismo libro (con puntos y comas), pues evita que soluciones como la que propones se puedan llevar a cabo con un exito generalizado.

      Tambien estan las estrategias de las editoriales de meter en todos los libros algun apartado con ejercicios en el que haya que escribir en el propio libro, y como el centro se ahorra hacer fotocopias, pues los alumnos tienen que escribir. De esta forma el libro queda “inutilizable” para futuros usos.

  9. Mi colegio (hace ya 20 anyos) funcionaba de esa manera. Con el tiempo la han desechado, no entiendo por que, porque funcionaba muy bien. Ademas tenia la ventaja de que los libros salvo raras excepciones permanecian en el centro de un dia para otro, de modo que cada dia tan solo llevabas a casa una carpeta con algunas hojas sueltas de deberes.

    El problema es que para empezar, las editoriales se oponen a estas practicas (y en nuestro pais tienen MUCHO poder), y tampoco es del agrado de la Comunidad de Madrid desde hace bastantes anyos y cortaron el dinero para eso. Hay que promover la industria de los libros nuevos cada anyo, supongo.

  10. creo qu lo mejor sería que esciiess tu los libros y luego los regalases. deberías aclararse un poco la cabeza sobre lo que es el copyright porque el artículo está lleno de tonterías.

  11. Tienes razón en cuanto a la Junta de Andalucía: los libros se prestan a los alumnos y alumnas de primaria y secundaria (obligatoria) y a los 4 años se pueden cambiar. Pero… donde está la ley está la trampa: las editoriales, sobre todo en idiomas, plástica… editan el libro con poco contenido y el cuaderno de trabajo no sólo con ejercicios sino con contenidos indispensables (por ejemplo, verbos, audiciones…) En definitiva, el libro vale 20 euros y el cuaderno: 19!!! Es decir, las editoriales cobran a la Administración 1 de 4 años y a las familias, todos los años! Coste de los cuadernos: 20 euros x (al menos) 4 asignaturas: 100 euros… En mano del profesorado está cambiar eso: ya que en la red hay cantidad ingente de material colgado gratuitamente… sólo hay que buscarlo. Saludos

  12. Desde hace algunos años, en Castilla-La Mancha, se está usando el sistema de préstamos; es muy sinple: La junta de comunidades compra los libros y los presta a las familias (que no a los alumnos), para una vez terminado el curso devolverlos; si el trato que se ha dado a los libros es manifiestamente malo, las familias deben abonar un importe (motivo por el que no se presta a los alumnos, que creo recordar que varia en función de la antigüedad del libro.

  13. No es necesario tanto jaleo, en Inglaterra ya se hace algo de toda la vida. Los libros son propiedad del centro educativo y se pasan de alumno año tras año. Solo pagas si lo destruyes, si lo tratas bien no.

  14. Copyright no significa no-libre ni privativo. Las licencias libres también incluyen una declaración de copyright, que no es más que una declaración de autoría, añadiendo una lista de derechos que NO se reserva y que cede a cualquiera.

    Para ver un ejemplo no hay más que leer el comienzo de la página que explica como usar la GPL (la licencia de software libre por excelencia) http://www.gnu.org/licenses/gpl-howto.html

    Por favor, evitemos este error ya que hace pensar a la gente que cuando se usa una licencia libre se pierde la autoría.

  15. Pingback: Libros de texto opensource | Dondado « Peke Press
  16. Pingback: de la red – 22/09/2010 « Tecnologías y su contexto
  17. Pingback: Libros de texto opensource « RECURSOS SOCIO-EDUCATIVOS
  18. Pingback: 4ª Semana de Septiembre 10 | rubendomfer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s