El conocimiento universal dentro de 100 años

jeroglífico egipcio
En hipermediaciones (al que llegué por los compartidos de pjorge) reflexionan sobre si podremos leer los PDFs escritos en la actualidad dentro de 100 años. Papiros, glifos en piedra… han sobrevivido el paso de miles de años, pero ¿conseguiremos nosotros que nuestros documentos los puedan ver nuestro tataranietos?. Ya hoy en día existen problemas para acceder a información de hace tan sólo unas décadas (esas casettes y cintas VHS que se almacenan inútilmente en nuestros trasteros) ¿qué ocurrirá dentro de 100 años con la información que tenemos en nuestro disco duro?.

Archivado analógico

El archivado analógico es simplemente inviable, no hay posibilidad técnica ni económica de guardar todo el contenido digital en forma impresa (por decir una forma “tangible”);  el volumen de información actual hace imposible guardarlo de una forma que no sea digital o lo siguiente que se invente. Hace cientos de años podían optar entre varias opciones (piedras, papiros, barro, tallas…), hoy esto es impensable.
Incluso aunque se pudiese, intentar un acceso a esa información sin un índice dígital, la haría inservible. Pensad por ejemplo en una gran biblioteca en la que no esté digitalizado el catálogo: sólo unos pocos pueden acceder cada vez y la información se recupera con cuenta gotas.

Archivado digital

Aceptando el archivado digital quedan dos variables por definir, el formato y el soporte.

  • El formato afirmo que debe ser abierto (open source),  no hay ninguna opción mejor porque es el que admite más adaptaciones al posible formato que surja en el futuro, incluso a formatos propietarios. Tal vez no sea la solución definitiva pero es la mejor solución posible.
  • El soporte: Es imposible saber qué soporte será el que se utilice en 100 años, por lo que la única forma que se me ocurre es mantener una replicación continua: lo que se grabó en cintas después se grabará en discos y lo que hoy está grabado en discos el año que viene se grabará en… El almacenamiento de la información en la nube (el cloud computing) consiste mucho en eso, en independizar la información en sí, del soporte en que está almacenada. De nuevo, como con el formato, no es la solución ideal (implica grandes costes en replicar de forma continua el conocimiento universal) pero es la mejor solución posible.

¿Te habías parado a pensar alguna vez que tal vez tus hijos, cuando sean ancianos no puedan ver las fotos y vídeos que has grabado de ellos cuando son niños?.

Imagen original de Clio20
Anuncios

6 comentarios en “El conocimiento universal dentro de 100 años

  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. Es interesante lo que planteas.
    Una vez lei o vi (o me imagine :p) sobre que la mejor manera de legar informacion para el futuro es una mezcla de informacion digital y analogica.
    Imaginate un dvd en donde las primeras pistas halla texto que puede verse con un microscopio de alta potencia. En esas primeras pistas se explicaria como crear una maquina capaz de leer todo lo que sigue en las otras. ¿Se entiende?

    Esto seria util en el caso que pensemos que la humanidad desaparecera completamente. Sino tu solucion es la mejor.

    Pero esto tambien nos da otra cosa en la que pensar. El conocimiento universal es mucho y cada dia crece y crece. Algun dia creo que va a llegar el punto en el que decidamos que ciertas cosas no hace falta guardarlas para la posteridad.

    Saludos.

  3. Pingback: Week-Log.383
  4. esto se conoce como “era oscura digital” (digital dark age)

    se considera que como todo lo tenemos en formato digital, por ejemplo en caso de una debacle mundial no podríamos recuperar esa información, nadie podría, y todo lo nuevo que estamos creando, desaparecería.

    y en el mejor de los casos, simplemente no podremos recuperar información que fue creada hace unas décadas. Por ejemplo, yo hace un tiempo intenté instalar (para un cliente) en un windows 7 una especie de “enciclopedia de contabilidad” creada para windows 95/98 y fue imposible hacerla andar.

    Ya existen empresas que se dedican a “arqueología informática”, o sea, a recuperar esos datos y cobrar una fortuna. Y cómo lo hacen? simple, consiguen viejas computadoras, viejos programas, en las que esos viejos formatos sean compatibles y se puedan exportar a algo actual. Realmente, un negocio que va a dejar mucho dinero en las próximas décadas.

    • Como apuntaba alguien una buena idea sería tener las instrucciones de fabricación de los dispositivos de lectura y reproducción en un medio no digital, esa sería la llave que no deberíamos perder.
      La pérdida de software, aún siendo mala, no lo veo crítico, al fin y al cabo siempre habrá alguna alternativa que sirva (y si no se hace). Coincido en que hay negocio en todo lo que suponga la recuperación y readaptación de los datos a los nuevos formatos/softwares/dispositivos de reproducción.
      Un saludo n3ri

  5. Como indica N3RI existe un documental llamado “La oscura era digital” que lo explica muy bien. El soporte físico es un problema pues tanto los soporte ópticos como los magnéticos tienen fecha de caducidad y el coste de sustitución con los volúmenes actuales de información es muy alto.
    Por el otro lado el cambio en los formatos software, también es problemático, en el documental se ponen ejemplos muy claros, puedo tener los bits y no tener ni idea de como interpretarlo. Me parece un tema apasionante.

    http://www.pinchame.com/index.php/2007/12/19/la-oscura-era-digital/

Los comentarios están cerrados.